Las universidades privadas se estancan en su compromiso con la transparencia

27 noviembre, 2019

  • Las universidades Vic-Central de Catalunya, Navarra y Nebrija son las únicas que consiguen la  calificación de transparentes.
  • El 50% de las privadas se catalogan en el grupo de universidades opacas por no presentar información suficiente, relevante y actualizada en su página web.
  • El informe de esta edición ha contado con cambios sustanciales en la evaluación de la transparencia, incluyendo además dos nuevos indicadores sobre instituciones dependientes y nivel de endogamia.

Madrid, 27 de noviembre de 2019. Un año más, la Universidad Vic-Central de Catalunya lidera el ranking de transparencia de centros privados, obteniendo una calificación de 47 puntos de un máximo de los 48 posibles que evalúa el informe Examen de Transparencia 2018, disponible en www.compromisoytransparencia.com.

Así se desprende de este estudio, realizado por la Fundación Compromiso y Transparencia (FCyT), que analiza la información que hacen pública de manera voluntaria en la web las 26 universidades privadas españolas que forman parte de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).

A la universidad catalana se le unen, en el grupo de las transparentes, la Universidad de Navarra con 44 puntos y la Universidad Nebrija con 37.

Pero lo cierto es que estos tres centros (12% del total) son los únicos que son catalogados como transparentes, los mismos que en informes anteriores, concluyendo esta nueva edición que las universidades privadas se estancan en su compromiso con la transparencia.

Las universidades del grupo CEU, San Pablo y Cardenal Herrera, que presentan unos niveles de cumplimiento superiores al 74%, se han incluido en el grupo de translúcidas por no hacer públicos los datos más sensibles de la transparencia voluntaria según el informe: los estados financieros y la auditoría de cuentas de cada una de las universidades.

Este grupo de universidades translúcidas (38%) lo conforman aquellas que publican información relevante pero no completa o actualizada sobre la mayoría de los ámbitos que se analizan en el informe. Cabe destacar la Universidad Oberta de Catalunya, una de las pocas que hacen pública toda la información económica que se exige pero que, en el cómputo total, solo obtiene 31 puntos sobre 48.

La transparencia, por áreas

En el análisis por áreas, se observa una falta generalizada de cumplimiento. La información que mejor porcentaje registra es la referente a la comunicación con los alumnos, que publica la totalidad de privadas.

Le siguen las relativas al gobierno y plan estratégico con un 67% y un 65% de universidades que publican correctamente la información correspondiente a estas áreas, aún lejos de alcanzar un nivel de conjunto notable.

Las áreas que, por el contrario, demuestran menor nivel de compromiso son las que piden información sobre la oferta y demanda académica, las entidades dependientes, una de las nuevas exigencias del informe, y la información económica. En todas ellas, más del 75% de las privadas no publican información relevante. Este es uno de los factores por los que la mitad de las universidades privadas analizadas en el informe han sido calificadas como opacas.

El documento destaca la falta de transparencia por parte de las universidades privadas del porcentaje de profesores que han leído la tesis en la misma universidad que los contrata. Solo un 27% de privadas ofrecen esta información sobre su nivel de endogamia.

En palabras de Javier Martín Cavanna, director de la FCyT, “no es posible mantener un diálogo continuo y eficaz, que responda a las expectativas de los diferentes grupos de interés, sin ofrecer una información veraz, actual y relevante de los mismos”. El coautor del informe señala que esta responsabilidad recae en el gobierno de cada universidad: “La falta de una praxis de transparencia y rendición de cuentas en las universidades privadas es enteramente achacable a sus órganos de gobierno”.

Las universidades públicas

El informe Examen de Transparencia 2018 también evalúa a las 49 universidades públicas españolas, que se caracterizan por registrar unos niveles de transparencia mayores al grupo de privadas. En este caso, el 39% son catalogadas como transparentes, el 47% son translúcidas y el 14% opacas.

Las universidades de Burgos, Cantabria y Rey Juan Carlos son las que lideran el ranking de transparencia de centros públicos.

Descargar informe íntegro

 

Nota a los editores:

El Examen de Transparencia que desde 2012 se ha ido elaborando sobre las universidades privadas ha sido renovado este año con la incorporación de dos nuevos indicadores: la publicación de las entidades dependientes de las universidades privadas y el nivel de endogamia entre su personal docente e investigador. Ello ha ido acompañado de la eliminación de cuatro indicadores: las titulaciones que ofertan, el número de matriculados cada curso y los ingresos y gastos desglosados.

Otro cambio importante se encuentra en la evaluación. Por primera vez se ha incorporado al informe de universidades privadas la evaluación por semáforo, que contempla tres niveles de cumplimiento (cumple totalmente, cumple parcialmente y no cumple) frente a los dos niveles de los informes anteriores.