El 50% de las empresas del IBEX 35 presenta un riesgo alto o muy alto de concentración de poderes

12 marzo, 2020

  • España es, junto con Italia, el país donde hay menor porcentaje de presidentes independientes en sus principales compañías.
  • El informe vincula la pasividad de los consejos ante el escándalo relacionado con las escuchas del comisario Villarejo en el BBVA e Iberdrola al exceso de poder de sus presidentes.
  • El documento resalta la tendencia general de los proxys e inversores a recomendar la separación de los cargos de presidente del consejo y primer ejecutivo.

Madrid, 12 de marzo de 2020. El 50% de las empresas cotizadas en España presenta un riesgo alto o muy alto de concentración de poderes de sus presidentes. Esta es una de las principales conclusiones del informe Cesarismo en el IBEX 35, realizado por la Fundación Compromiso y Transparencia (FCyT) y disponible en www.compromisoytransparencia.com.

El informe incide en que el cesarismo (acumulación de poder) constituye una anomalía del gobierno de las empresas españolas. En 2018 el país ocupaba el último lugar en Europa, junto con Italia, con el porcentaje menor de empresas con un presidente independiente del consejo de administración.

Además, el documento señala que, según los estudios, las empresas que carecen de liderazgo independiente (acumulación de cargos y sin coordinador independiente), muestran sistemáticamente peores métricas de buen gobierno en comparación con las empresas que han establecido un liderazgo independiente.

La renovación del consejo y la diversidad de género mejoran a medida que aumenta el liderazgo independiente. Además, los derechos de los accionistas y la capacidad de respuesta a estos también prosperan con un mayor liderazgo de la junta.

Por último, las empresas donde el poder está menos repartido tienden a pagar a su CEO el doble que la media de sus pares.

El Caso Villarejo y el cesarismo

El informe Cesarismo en el IBEX 35 vincula la pasividad de los consejos de administración de BBVA e Iberdrola ante los escándalos relacionados con las escuchas del excomisario del Cuerpo Nacional de Policía, José María Villarejo, en el BBVA e Iberdrola al exceso de poder de su expresidente (Francisco González), y presidente (Ignacio Sánchez Galán).

Ambos han acumulado o acumulan la condición de primer ejecutivo y presidente del consejo de administración, sin apenas contrapesos que compensen ese exceso de poder. Según Javier Martin Cavanna, director de la FCyT y autor de informe, “la concentración de poder del presidente de Iberdrola, hace muy difícil que su consejo de administración vaya a tomar la iniciativa para esclarecer una situación en la que podría comprometer la continuidad de su propio presidente”.

“El Caso Villarejo viene a confirmar que la figura del consejero coordinador independiente y la existencia de mayoría de consejeros independientes constituyen un brindis al sol mientras se mantenga la acumulación de cargos”, reflexiona Martín Cavanna.

El nuevo papel de los proxys e inversores

El informe señala la necesidad de estar atentos a las próximas juntas de accionistas de Iberdrola y BBVA en la que los proxys e inversores pueden manifestar su descontento en las votaciones de los órdenes del día.

El anteproyecto de ley de fomento de la implicación de accionistas a largo plazo, que modificará la Ley de Sociedades de Capital y que, muy probablemente verá la luz en este año, tendrá importantes consecuencias en el futuro. Una de ellas, según el autor del informe es que “el modelo tradicional del inversor institucional preocupado exclusivamente por la rentabilidad financiera tiene los días contados. Y eso es una noticia que hay que celebrar”.

El Código de Buen Gobierno

El informe denuncia también la involución que supuso el actual Código de Buen Gobierno en relación con la separación de poderes.

El CBG, a diferencia del Code británico, no incluyó una recomendación explícita en favor de la separación de cargos.

Cesarismo en el IBEX 35 señala que el CBG de 2015 fue una “oportunidad perdida” para impulsar la separación de cargos y que además causó indirectamente la desaparición de la obligación de explicar los motivos de la acumulación de cargos, que hasta entonces se venía materializando en el modelo de informe anual de gobierno corporativo.

“Al excusar a las empresas de la obligación de justificar la acumulación de poderes, el CBG no solo rebajó la exigencia de los códigos de buen gobierno anteriores, sino que adoptó una posición opuesta a las prácticas y recomendaciones en materia de gobierno corporativo y, lo que es más importante, contraria al sentido común”, concluye el director de Fundación Compromiso y Transparencia.

Ranking de cesarismo

El informe incluye un ranking en el que evalúa el riesgo de cesarismo en las empresas del IBEX 35.

El índice ha sido elaborado con base en dos variables: La primera evalúa el riesgo de acuerdo con la tipología de presidentes (ejecutivos, dominicales, otros externos e independientes), y la segunda pondera el porcentaje de consejeros independientes sobre el total.

Por tanto, las empresas con un riesgo mayor de cesarismo serían aquellas en las que el presidente acumula la doble condición de ser ejecutivo y poseer una participación significativa en el capital de la empresa.

Descargar informe íntegro