Acuerdo de colaboración entre CECE Madrid y Fundación Compromiso y Transparencia

CECE Madrid y la Fundación Compromiso y Transparencia han firmado hoy un acuerdo de colaboración para impulsar en sus centros educativos políticas de transparencia que sean un eje fundamental de su actividad.

La Asociación madrileña de empresas privadas de enseñanza (CECE Madrid) y la Fundación Compromiso y Transparencia se han reunido hoy para firmar un acuerdo de colaboración.

CECE Madrid agrupa a un centenar de colegios en la Comunidad de Madrid. De un tiempo a esta parte trabaja en implementar una verdadera política de transparencia entre sus miembros que vaya más allá de las exigencias legales y que constituya un eje fundamental de su actividad, convirtiéndose de esta forma en un modelo de gestión transparente.

La Fundación Compromiso y Transparencia tiene entre sus objetivos impulsar la transparencia y el buen gobierno de las instituciones públicas y privadas desarrollando buenas prácticas en estas áreas. Con este acuerdo, asesorará a CECE Madrid y sus centros para impulsar buenas prácticas de transparencia y buen gobierno entre ellos.

Los centros escolares asociados a CECE Madrid se irán dotando progresivamente de una política de funcionamiento más transparente y acorde a los estándares nacionales e internacionales en esta materia, a partir de las recomendaciones realizadas por la Fundación Compromiso y Transparencia, que, a su vez, realizará el control periódico y el asesoramiento necesario a CECE Madrid para cumplir con altas cotas de calidad los objetivos establecidos, especialmente en todos los puntos relacionados con la publicidad activa en la web de los miembros de CECE Madrid.

“Para la Fundación Compromiso y Transparencia es un enorme placer y privilegio ayudar a organizaciones como CECE a impulsar la transparencia de sus asociados, algo que les convierte en pioneros e innovadores en este campo, fortalece nuestro sistema educativo, y contribuye a impulsar nuestra misión”, ha señalado María López Escorial, presidenta de Compromiso y Transparencia, durante la firma.

Aumenta la información sobre el talento sénior en las empresas del IBEX 35, pero se necesita una ley

  • Caixabank, las ‘utilities’ (Red Eléctrica, Iberdrola, Naturgy y Endesa), Mapfre y Telefónica, las empresas más transparentes en relación al colectivo de empleados sénior.
  • Aumenta la información sobre los empleados sénior tras la publicación de la Ley sobre información no financiera y diversidad.
  • El informe recomienda aprobar una ley que termine con las prácticas de discriminación encubiertas y garantice los derechos del colectivo sénior.

Madrid, 11 de marzo de 2021. El informe Carrera y talento sénior 2020, elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia en colaboración con Fundación Knowdle e Itwillbe.org, que examina por tercer año consecutivo la transparencia y buen gobierno sobre la gestión del talento sénior en las empresas del IBEX 35, resalta el aumento de la información con respecto al colectivo mayor de 50 años.

El análisis fue presentado en la mañana de ayer, de manera online, donde María López Escorial, presidenta de la Fundación Compromiso y Transparencia, subrayó la importancia del talento sénior para el desarrollo de las sociedades: “Su gestión eficaz no solo es una manera de apalancar recursos muy cualificados que de otra manera se quedarían en el olvido, de evitar unos costes a la sociedad provocados por la falta de actividad de nuestros mayores, y de evolucionar hacia el futuro con la sabiduría de la experiencia, sino también es una forma de generar una sociedad agradecida, humana y más justa, reconociendo a aquellos que han dado toda su vida por ella sin permitir que por llegar a una edad sean relegados a un según plano”.

El acto contó con el apoyo de Generación Savia, a través de Gloria Juste, directora de proyectos de Fundación Endesa. “Desde Savia, plataforma digital que impulsa la empleabilidad de los profesionales mayores de 50 años, consideramos que en estos momentos necesitamos toda la energía disponible en el país, necesitamos profesionales que aporten acción, sentido común, creatividad, experiencia y ética consolidada. Personas que han dedicado su vida a crear y transformar empresas y nuestra sociedad. Las necesitamos ahora más que nunca. Por lo que es imprescindible que se pongan en marcha acciones y políticas que apoyen la gestión del talento sénior como clave de la estrategia empresarial y para la recuperación económica del país”.

La evolución de las empresas del IBEX 35

En opinión de José Miguel Roca, coautor del informe, “el incremento en la información estadística sobre altas, bajas y jubilaciones sobre el colectivo sénior se debe sin duda a la reciente aprobación de la Ley de información no financiera y diversidad. En virtud de esta ley, se obliga a determinadas compañías, entre las que se encuentran todas las empresas del IBEX 35, a elaborar un informe especial sobre aspectos no financieros que incluyen, entre otros, la información sobre cuestiones sociales y relativas al personal”. En esta información se encuentran asuntos como la remuneración, la brecha salarial, las medidas sobre diversidad, inclusión y no discriminación, la desconexión laboral, los despidos, las relaciones sociales y organización del diálogo social y la salud y seguridad en el trabajo.

La aprobación de la Ley de información no financiera y diversidad ha sido la causa de que en dos años el número de empresas calificadas como transparentes se haya duplicado, además de que el de translúcidas se haya incrementado en más de un 50%.

El informe llama la atención sobre el protagonismo de las utilities (Red Eléctrica, Iberdrola, Naturgy y Endesa) en las primeras posiciones, cuyo ranking lidera Caixabank, así como de compañías como Mapfre y Telefónica.

Por el contrario, las empresas nuevas en el IBEX 35 (MásMóvil en 2019 y Almirall en 2020) empiezan en el ranking en posiciones muy bajas, lo que indica que fuera del índice bursátil el nivel de transparencia en estos temas no es muy grande.

El crecimiento sostenido, sin embargo, no ha sido similar en otras áreas de información como las de salud, reconocimiento o preparación para el cambio de etapa (salida de la empresa) en las que se examinan las acciones o prácticas concretas que impulsa o desarrolla la empresa para abordar diversas cuestiones relacionadas con los empleados sénior.

En opinión de los autores, “la disminución de la cantidad de información sobre estos temas sugiere que muchas de las prácticas que llevan a cabo las empresas pueden ser acciones aisladas que no han pasado a formar parte de una política ya consolidada. También es un síntoma de que la gestión del talento sénior no constituye hoy por hoy una prioridad por parte de la empresa a la hora de informar, a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, con las cuestiones de diversidad de género o funcional que siguen ocupando la mayor atención”.

Para Javier Martín Cavanna, director de la Fundación Compromiso y Transparencia y coautor del informe, “es evidente que el colectivo sénior sufre una discriminación de hecho en la empresa. Sin descartar cuantas medidas de carácter voluntario puedan impulsarse, nos parece que ha llegado el momento de plantearse una iniciativa legislativa en nuestro país similar a la estadounidense (Protecting Older Workers Against Discrimination Act) para combatir con medidas concretas la exclusión por edad que termine con las prácticas de discriminación encubiertas y garantice los derechos del colectivo sénior”.

Además de esta medida, el informe también recomienda tres acciones:

  1. Crear una asociación que defienda los intereses de los empleados séniors.
  2. Analizar en cada empresa los datos segmentados por edades para identificar si puede haber indicios de discriminación por edad.
  3. Desarrollar con los fondos Next Generation EU una propuesta colectiva que ayude a aprovechar y prolongar la vida laboral del talento sénior.

 

Acerca de Fundación Compromiso y Transparencia

La Fundación Compromiso y Transparencia se constituyó en el año 2007 por un grupo de profesionales procedentes del mundo de la empresa, de la academia y del sector no lucrativo con la finalidad de fortalecer la confianza de la sociedad en las instituciones y empresas promoviendo la transparencia, el buen gobierno y el compromiso social. Web: www.compromisoytransparencia.com

Acerca de itwillbe.org

ONG de innovación social, que colabora en proyectos de cooperación internacional y educación para el desarrollo, aportando eficiencia y mejorando el impacto social. Trabaja desde 2008 por la defensa de los derechos humanos universales, con especial incidencia en la infancia e igualdad de género. Siempre bajo la premisa de la escalabilidad y sostenibilidad de proyecto.

Acerca de Fundación Knowdle

La Fundación Knowdle se centra en el desarrollo de algoritmos y soluciones de Inteligencia Artificial/Colectiva para detectar y aprovechar los datos que se generan en la interacción de los usuarios con contenidos, aplicaciones y servicios digitales. Ello permite conocer y entender su perfil y ofrecerles e inspirarles aquello que realmente quieren o necesitan.

 

Más información

Esther Barrio / ebarrio@compromisoempresarial.com / Tfno: 650 38 23 35

Las universidades públicas alcanzan niveles máximos de transparencia y las privadas mejoran su opacidad

  • Las universidades Castilla-La Mancha, Huelva, Rey Juan Carlos y Cantabria lideran el ranking de transparencia de universidades públicas y Nebrija, Navarra y Vic-Central de Catalunya el de privadas.
  • El informe señala las asignaturas pendientes de las universidades: los consejos sociales, en el caso de las públicas, y la titularidad en las privadas.

Madrid, 10 de diciembre de 2020. En un año marcado por la pandemia de la covid-19 donde las universidades han tenido que adaptar sus servicios a la enseñanza online o semipresencial, el sector ha sabido responder también a las exigencias de transparencia con buena nota, aumentando sus niveles de cumplimiento, tanto las universidades públicas como, en menor medida, las privadas.

Así lo desprende el informe de la Fundación Compromiso y Transparencia (FCyT), Examen de transparencia 2019, disponible en www.compromisoytransparencia.com, que analiza la información que publican de manera voluntaria en la web las 49 universidades públicas y 26 privadas españolas, acerca de su personal, gobierno, consejo social, oferta y demanda académica, información economica o resultados, entre otros indicadores.

En el caso de las universidades públicas se ha producido el mayor avance en términos de transparencia desde su primera edición de 2011, catalogando en esta a 33 universidades (67%) como transparentes, 14 (29%) translúcidas y solo dos (4%) opacas.

Las universidades Castilla-La Mancha y Huelva lideran el ranking de transparencia de universidades públicas con un total de 53 puntos sobre 54. Le siguen, en segundo lugar, empatadas las universidades Rey Juan Carlos y Cantabria, con 51 puntos, y Burgos, Oviedo y Vigo, con 50 puntos, ocupan el tercer lugar del pódium.

Por su parte, aumentan las universidades privadas clasificadas en el grupo de transparentes, duplicándose de cifra de tres a seis desde el pasado año. Nebrija (47 puntos de 48) lidera el ranking junto a Navarra y Vic-Central de Catalunya (46). Sin embargo, el informe subraya que son todavía un 38% de centros privados los que son catalogados como opacos tras nueve años de evaluación.

Asignaturas pendientes

Aunque la evolución ha sido notable este año, existen todavía algunas áreas de mejora que, en el caso de las universidades públicas, se refieren a la rendición de cuentas del consejo social. “Se trata de cuestiones que afectan más al sistema de gobernanza que a la comunicación de contenidos en la web. La elaboración de una memoria de responsabilidad social y de un informe de actividades por parte de los consejos sociales supone un grado de maduración que hoy por hoy resulta difícil de alcanzar mientras estos órganos no fortalezcan sus recursos y competencias técnicas”, advierte el informe.

En concreto, el documento recomienda que el consejo social cuente con un presupuesto adecuado a las responsabilidades que se le han asignado; una estructura propia, que dependa jerárquica y funcionalmente de él mismo y que le permita ejercer con eficacia todas las competencias que tiene atribuidas, y progresar en su rendición de cuentas a la sociedad, mejorando el contenido y estructura de sus informes de actividades y asumiendo un papel más activo en la elaboración y aprobación del informe de responsabilidad social.

En el caso de las privadas destaca la relación entre el grado de opacidad y el tipo de titularidad de la universidad, que suele ser una sociedad mercantil, una fundación o la Iglesia católica. El documento expresa especial preocupación por la falta de transparencia sobre los titulares de las universidades privadas que han adoptado la estructura de una sociedad mercantil.

“Toda universidad cumple una función social muy importante, como es la de conferir títulos y grados académicos, que son públicamente reconocidos. Nos parece que esa sola característica debería ser suficiente para exigir información transparente sobre las personas que ejercen control sobre la misma y son sus responsables principales”, indica el informe que adelanta este  nuevo indicador de cara a la próxima edición de 2020.


Acerca de Fundación Compromiso y Transparencia

La Fundación Compromiso y Transparencia (antes Compromiso Empresarial) se constituyó en el año 2007 por un grupo de profesionales procedentes del mundo de la empresa, de la academia y del sector no lucrativo con la finalidad de fortalecer la confianza de la sociedad en las instituciones y empresas promoviendo la transparencia, el buen gobierno y el compromiso social. Página web www.compromisoytransparencia.com

Más información

Esther Barrio / Teléfono: 650 38 23 35 / ebarrio@compromisoempresarial.com

Las deficiencias en la configuración de la propiedad y el gobierno, la gran asignatura pendiente de los grupos de comunicación españoles

  • La tercera edición del informe ‘Primera plana’ analiza los 21 principales grupos de comunicación privados, cotizados y no cotizados.
  • El grupo Atresmedia es el que mejor puntuación obtiene, aunque ningún grupo alcanza la calificación de ‘transparente’.
  • El informe denuncia la falta de transparencia en la publicidad institucional en la mayoría de los medios.

Madrid, 11 de noviembre de 2020. Ningún grupo de comunicación es transparente a la hora de informar sobre sus políticas y prácticas de transparencia y buen gobierno orientadas a proteger su independencia y credibilidad editorial. Así lo señala el informe Primera plana 2019, elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia y disponible en www.compromisoytransparencia.com.

Los resultados de la tercera edición del análisis fueron presentados en la tarde de ayer en un acto online que contó con la experiencia de expertos nacionales e internacionales en medios de comunicación como Ángel Arrese, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra; Emily Bell, fundadora y directora del Tow Center for Digital Journalism y Trustee del Scott Trust; Juanita León, directora de La Silla Vacía, y Giles Tremlett, correspondent de The Guardian y visiting fellow LSE.

El acto fue inaugurado por María López Escorial, presidenta de la Fundación Compromiso y Transparencia, y clausurado por Fernando de Yarza, presidente de WAN-IFRA, que proporcionó la “receta del periodismo futuro, que tiene que darse bajo tres parámetros: periodismo de calidad, independencia y sostenibilidad económica y transparencia”.

Arrese lamentó los resultados del nuevo informe: “Los medios se dedican a hacer transparente el mundo; me preocupa que ellos no lo sean”. Y León explicaba en la mesa redonda que “el público valora mucho la autenticidad en los medios de comunicación. Exigen transparencia, no que no te equivoques”.

Tremlett destacaba la importancia de la transparencia en el periodismo local: “El ecosistema periodístico depende de la prensa local, el eslabón más débil y perjudicado por el cambio de modelo y donde más peligro existe en cuanto a fake news y control de los medios por políticos u otros actores ajenos a la misión central del periodismo”.

Por su parte, Bell hizo un llamamiento: “Debemos de extender a las plataformas digitales las mismas obligaciones de transparencia y buen gobierno que exigimos a los medios periodísticos”.

Ranking de transparencia

El informe contiene un ranking de transparencia de los grupos de acuerdo con sus prácticas de transparencia y buen gobierno en cinco áreas: propiedad, gobierno, ingresos económicos, creación y divulgación de contenidos y cumplimiento normativo y clasificando a los grupos en tres categorías: transparentes, translúcidos y opacos.

Ninguno de los grupos ha alcanzado la calificación de transparente. Entre los grupos cotizados calificados de translúcidos, Atresmedia, es la que lidera el ranking de empresas con 20 puntos, seguido de Mediaset, con 19, Prisa (17) y Vocento (14). Todos los grupos no cotizados han obtenido la calificación de opacos. El Grupo Cope es el que ha registrado una mejoría significativa, pasando de no cumplir con ningún indicador en la anterior edición a obtener ocho puntos en la presente.

Propiedad y gobierno

Las cuestiones sobre la estructura de la propiedad y el funcionamiento y composición del principal órgano de gobierno, el Consejo de Administración, son las que mayor espacio y atención ocupan en el informe, por ser las que más relevancia tienen a la hora de configurar el compromiso de la empresa y también las más descuidadas en las empresas analizadas.

Aunque tanto los grupos cotizados como los no cotizados presentan graves carencias en estas áreas existen importantes diferencias entre ellos. Los grupos no cotizados no proporcionan apenas información alguna sobre sus propietarios, no hay manera de conocer quién está detrás del control de estos grupos. En el caso de los cotizados, se conoce quiénes son sus propietarios, pues legalmente están obligados a proporcionar esa información, pero no existen mecanismos jurídicos ni procedimientos en la estructura propietaria para asegurar la idoneidad de los mismos y reforzar la independencia editorial.

Financiación e independencia

Otro de los aspectos en los que se centra el informe es en la falta de transparencia sobre las fuentes de financiación que pueden afectar a la independencia y credibilidad editorial. El informe destaca que solo el Grupo Vocento ofrece algún dato sobre los ingresos procedentes de la publicidad institucional. La falta de esta información resulta especialmente grave en los medios regionales, mucho más frágiles frente a las presiones del poder político. El informe destaca, en este sentido, las ayudas significativas que han recibido algunos medios catalanes, como el Grupo Ara o el Grupo Punt Avui, próximo a las posiciones independentistas y el riesgo que supone para su credibilidad editorial.

La edición de este año vuelve a manifestar su preocupación por el auge de los branded content o “contenidos de marca” y la falta de transparencia en el etiquetado. En opinión de los autores, Javier Martín Cavanna y Elena Herrero-Beaumont, “los contenidos de marca no tienen por qué afectar a la credibilidad editorial si los medios publican una etiqueta y su correspondiente política (normalmente un etiquetado ad hoc) que deje claro que se trata de un contenido editorial pagado por el anunciante y el grado de libertad que tiene este para influir en el mismo. En la actualidad no hay ningún grupo de comunicación que cumpla esta práctica de transparencia”.

Buenas prácticas anglosajonas

La edición Primera plana 2019 incluye como novedad el análisis sobre la propiedad y la gobernanza de cinco empresas líderes de medios de comunicación de Estados Unidos y Reino Unido: New York Times Corp., News Corp., The Washington Post, The Guardian Media Group y The Economist Group.

“Decidimos incluir este análisis para mostrar cómo se puede construir y cultivar la integridad de los medios a través de un conjunto de prácticas reales. Y cómo estas prácticas son compatibles con la cuenta de resultados”, explican los autores.

“El objetivo de este informe es proporcionar orientación a las empresas de medios de comunicación para que puedan profundizar e impulsar prácticas que contribuyan a generar mayor confianza con sus lectores y principales partes interesadas. Nos parece que, en esta época, marcada por el auge de las fake news y los efectos de la posverdad, esta reflexión resulta inexcusable”, concluyen.

 

Acerca de Fundación Compromiso y Transparencia

La Fundación Compromiso y Transparencia se constituyó en el año 2007 por un grupo de profesionales procedentes del mundo de la empresa, de la academia y del sector no lucrativo con la finalidad de fortalecer la confianza de la sociedad en las instituciones y empresas promoviendo la transparencia, el buen gobierno y el compromiso social. Página web www.compromisoytransparencia.com

Más información
Esther Barrio | ebarrio@compromisoempresarial.com

Leroy Merlin, Vodafone y Heineken, únicas multinacionales extranjeras que explican su contribución social y económica en España

  • Solo tres empresas alcanzan la categoría de ‘transparentes’ y cinco la de ‘translúcidas’, siendo la mayoría ‘opacas’ (77%)
  • 16 multinacionales no aportan ninguna información sobre su impacto social y económico en España
  • El informe denuncia que la mayoría de las empresas multinacionales no cumplen con la ley de información no financiera y de diversidad

Madrid, 17 de septiembre de 2020. La francesa Leroy Merlin y la británica Vodafone son las dos multinacionales que mejor rinden cuentas de su contribución en España, seguidas, con tan solo un punto de diferencia por la cervecera holandesa Heineken.

Así lo desprende el informe Contribución y transparencia de las multinacionales extranjeras en España 2019, elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia (disponible en www.compromisoytransparencia.com), que examina la información voluntaria que publican en sus páginas web 35 grandes multinacionales que operan en nuestro país sobre el empleo que generan, los proveedores locales, las inversiones que realizan y su factura fiscal.

De este modo, solo un 9% alcanza la categoría de transparente y un 14% es catalogado como translúcido (Carrefour, Samsung, Nestlé, Altadis y Amazon). Completan el ranking una mayoría de empresas clasificadas como opacas (77%).

El análisis destaca que 16 compañías no aportan ningún tipo de información sobre el impacto social y económico que tienen en el país donde operan, en este caso, España. Entre ellas se encuentran gigantes como Apple, Google, Coca-Cola o McDonald’s.

El (in)cumplimiento por indicadores

Atendiendo a los cinco indicadores que analiza el informe, es la información referente al número de empleados locales la más publicada entre las multinacionales. Un 20% ofrece la información detallada (empleos directos e indirectos, edad, sexo o categoría, empleo fijo o temporal, etc.) y un 23% publica solo el dato sobre el número de trabajadores empleados en sus filas.

De manera exhaustiva, la información que mejor hacen pública las multinacionales es la referente a su política fiscal, con un 29% de cumplimiento total. En este sentido destaca Leroy Merlin por ser la única que cuenta con una política fiscal específica para España.

Con similares porcentajes de cumplimiento, las multinacionales informan poco sobre sus proveedores (14%), inversiones (11% cumplen correctamente y 6% de manera parcial), y los impuestos pagados en España (14%).

La ley de información no financiera y diversidad, ausente

El informe denuncia que la mayoría de las empresas multinacionales no haya publicado el estado de información no financiera y diversidad exigido por la Ley 11/2018, de 28 de diciembre.

Y señala la opacidad de las empresas procedentes de EE.UU. y Alemania, así como las del sector automovilístico, donde ninguna de las cinco multinacionales analizadas (Ford, Nissan, Peugeot, Renault y Volkswagen) cumplen con ningún criterio de evaluación del informe.

Finalmente, el documento lamenta que “la mayoría de las multinacionales extranjeras analizadas sigan sin prestar la debida atención a la conveniencia de comunicar y hacer pública su contribución en España. Aunque este año se han detectado algunas mejoras en determinadas compañías, llama la atención la falta de visión de sus responsables para detectar la trascendencia que tiene justificar la creación de valor social y económico en el país donde operan”.

La diócesis de Bilbao y la archidiócesis de Burgos, las más transparentes según la Fundación Compromiso y Transparencia

  • El área de información económica y de políticas de gestión de riesgos son las más opacas.
  • El informe destaca el papel que ha desempeñado estos años la Oficina de Transparencia de la Conferencia Episcopal Española impulsando la transparencia y las prácticas de buen gobierno en las diócesis.

Madrid, 29 de julio de 2020. La Fundación Compromiso y Transparencia hace públicos los resultados de su primer informe de Rendición de cuentas y transparencia en la Iglesia 2019, disponible en www.compromisoytransparencia.com, en el que examina la transparencia y el buen gobierno en las 69 diócesis y archidiócesis territoriales españolas.

En el ranking destacan la diócesis de Bilbao y la archidiócesis de Burgos con 13 puntos sobre 18 como las más transparentes, aún con un amplio margen de mejora.

En el informe se analizan 18 indicadores organizados en seis grandes áreas: información histórica y administrativa sobre la diócesis, estructuras de dirección y gobierno, principales políticas económicas y de gestión de riesgos, plan diocesano, información económica y resultados de la actividad.

De acuerdo con el documento, las diócesis presentan buenos resultados en los grados de transparencia en las áreas de Estructura de gobierno y dirección y en la de Resultados de actividades.

Donde presentan peores datos es en el área relativa a las Políticas de gobierno y/o control y en el área de Información económica que suelen ser también las áreas más incumplidas en otros sectores analizados por la fundación, como los museos, las universidades, los partidos políticos, las fundaciones y los grupos de comunicación (Vid Gráfico 1).

Los grados de cumplimiento de las diferentes áreas se pueden agrupar en tres categorías: áreas con un cumplimiento alto, entre las que se encuentran el área correspondiente a la Información sobre la diócesis (90%) y el área sobre Estructura de gobierno y administración (78%); áreas de cumplimiento medio, en la que se incluye la información sobre Planificación (39%) y el área de Resultados (41%), y, por último, las de cumplimiento bajo, que incluyen los contenidos sobre Políticas (4%) e Información económica (3%).

La Oficina de Transparencia de la Conferencia Episcopal, impulsora

El hecho de que las diócesis presenten un porcentaje de cumplimiento en el área de Resultados (41%) superior al de otros sectores analizados (Vid. Gráfico 1) se explica también por el papel de la Oficina de Transparencia de la Conferencia Episcopal, que desde hace años ha venido elaborando la Memoria de Actividades y al hacerlo ha facilitado que las diócesis cuenten con una información muy precisa a su disposición sobre el resultado de sus actividades.

En este sentido el informe destaca el papel “tan importante” que ha desempeñado la Oficina de Transparencia y Rendición de Cuentas impulsando las prácticas de transparencia en las diócesis de la Conferencia Episcopal en estos últimos años. “No resulta casual que de las 69 diócesis analizadas únicamente nueve no cuenten con un Portal de Transparencia en su web”, señala el documento.

Ante esta primera edición del informe, Javier Martín Cavanna, director de la fundación, comenta la complejidad que ha supuesto: “Elaborar un informe de transparencia y buen gobierno sobre la Iglesia católica en España no ha sido una tarea sencilla. A diferencia de otros informes similares que venimos realizando desde hace años, donde las instituciones analizadas son fácilmente identificables, en el caso de la Iglesia nos tropezamos con una realidad muy difícil de delimitar”.

Solo en España, la Iglesia católica está integrada por más de 40.000 instituciones heterogéneas en cuanto a sus dimensiones, naturaleza jurídica y funcionamiento, “de ahí que decidiésemos centrar nuestra atención en la transparencia de las diócesis, pues cada una de ellas constituye una parte completa de la Iglesia universal en la que está representadas todas las instituciones”, señala.

Recomendaciones a la Iglesia

El informe sobre Rendición de cuentas y transparencia en la Iglesia 2019 concluye con cuatro recomendaciones dirigidas a los responsables de las diócesis españolas.

  1. Estandarizar la información relevante y adaptarla al lenguaje de la web para facilitar su búsqueda.
  2. Nombrar un responsable o unidad, que rinda cuentas directamente a los órganos de gobierno, de supervisar e impulsar la transparencia en cada diócesis.
  3. Desarrollar un plan contable específico y homogéneo para todas las diócesis que permita cumplir los estándares internacionales y dar cuenta de las especificidades de la Iglesia.
  4. Fortalecer las funciones de gobierno y supervisión de los consejos de asuntos económicos de las diócesis.

La financiación de la Iglesia y los supuestos privilegios

El informe también sale al paso de algunas noticias publicadas que han cuestionado el volumen de fondos destinado a la Iglesia por la asignación tributaria.

Desde el año 2007, en que la Iglesia católica comenzó a recibir dinero de la asignación tributaria, hasta el 2017 las cantidades recibidas han promediado unos 250 millones anuales, siendo el año 2007 el más bajo con 242 millones y el 2017 el más alto con 268 millones. Unas cifras que el informe compara con las subvenciones públicas que han venido recibiendo los partidos políticos. En el año 2015 estas ayudas ascendieron a 246 millones, sumando las procedentes de la administración central y de las administraciones locales.

Para valorar el esfuerzo de financiación ciudadana Rendición de cuentas y transparencia en la Iglesia 2019 explica que sería necesario comparar esas dos cifras con el impacto que genera, por una parte, la Iglesia y, por otra, los partidos políticos. Además de subrayar dos diferencias en las condiciones de financiación.

Los ingresos consolidados de la Iglesia proceden de distintas fuentes; la principal es la que proviene de las aportaciones de sus fieles, que suponen 320 millones de euros, un 35% del total; luego sigue la asignación tributaria (223 millones); otros ingresos corrientes (212 millones), y, por último, los ingresos del patrimonio (122 millones) y extraordinarios (44 millones).

La financiación de los partidos políticos -recuerda el informe- se basa en un sistema de subvenciones públicas en las que el contribuyente no es consultado ni se le ofrece la posibilidad de dar su opinión. Son los propios políticos los que deciden sobre la financiación.

Además, otra diferencia con el modelo de financiación de la Iglesia católica es que los fondos de la asignación tributaria suponen un porcentaje (24%) de la financiación total que recibe la Iglesia. El cuadro de financiación es muy diferente en el caso de los partidos políticos. Según los datos del Tribunal de Cuentas de junio de 2015, la financiación pública de los partidos políticos ascendió al 82% del total.

España es el país de Europa que más financiación pública otorga a las organizaciones políticas: un 88%. Si bien es cierto que la subvención pública es la principal fuente de financiación de los partidos en Europa, con un porcentaje de media del 67% del total de ingresos (Vid. Gráfico 4), ningún país supera los porcentajes de España. “Esta praxis ha contribuido a transformar paulatinamente a los partidos políticos españoles en maquinarias para consolidar su status quo”, sentencia el documento.

Todas las sociedades y mutualidades de seguros presentan un riesgo alto o medio de falta de transparencia e independencia de su auditor externo

  • En el 92% de las sociedades aseguradoras la entidad que realiza la auditoría externa y el informe de solvencia es la misma
  • La francesa AXA es la sociedad aseguradora que presenta un menor riesgo de falta de transparencia e independencia y, entre las mutualidades, A.M.A y Premaat
  • Entre las 56 aseguradoras hay 33 que no publican en la web las cuentas anuales individuales ni los correspondientes informes de auditoría

 

Madrid, 15 de julio de 2020. La Fundación Compromiso y Transparencia ha hecho público su informe sobre Transparencia e independencia del auditor externo de las empresas del IBEX 35 y del sector asegurador, disponible en www.compromisoytransparencia.com.

El informe denuncia que la concentración del mercado de la auditoría en el sector asegurador en las cuatro grandes firmas (Big Four) no ha hecho más que reforzarse desde la publicación de la Ley de Auditorías de Cuentas de 20 de julio de 2015 que, actualmente, acaparan el 90% de las auditorías en las entidades aseguradoras.

En opinión de Javier Martín Cavanna, director de la Fundación y coautor del informe, “el único resultado que ha conseguido la reforma impulsada por la Ley, que obligó a las entidades a rotar a la firma auditora, ha sido, no solo repartir entre ellas el pastel, sino afianzar aún más su posición al asumir también la revisión del Informe sobre la Suficiencia Financiera y de Solvencia (ISFS), que en el 92,5% de las sociedades anónimas de seguros es la misma firma auditora quien audita las cuentas anuales y revisa el ISFS, tal como muestra nuestro informe”.

Este es un dato relevante para el supervisor, más aún si se tiene en cuenta que en el 95% de las sociedades anónimas los honorarios percibidos por las firmas auditoras por servicios distintos de la auditoría son superiores a los honorarios de la propia auditoría.

Se ha identificado un preocupante déficit de transparencia informativa ya que, más allá de la diferenciación genérica que establece la regulación (“servicios de auditoría”, “otros servicios de verificación” y “otros servicios”), las compañías en su inmensa mayoría no hacen público en sus informes anuales un verdadero desglose detallado de los servicios que prestan las auditoras de cuentas, y mucho menos los correspondientes honorarios que perciben por su realización, explica el informe.

El documento revisa seis áreas en las que se analiza la prestación de servicios de auditoría y evaluación de solvencia por la misma entidad, la rotación de los auditores externos, el proceso y justificación de la selección del revisor, la participación del órgano de gobierno en la evaluación del informe sobre la solvencia, el porcentaje de ingresos por servicios diferentes de la auditoria legal y la transparencia en el desglose de los servicios que presta la auditora.

La muestra incluye 56 entidades divididas en dos grupos: 42 sociedades y 14 mutualidades. Ambos grupos incluyen a las 14 mayores entidades por volumen de primas. El grupo de las sociedades se ha dividido, a su vez, en tres categorías, atendiendo a si operan en los ramos de vida, en los de no vida o tienen carácter mixto al operar en ambos.

En función del cumplimiento de los indicadores se asigna una puntuación atendiendo a su nivel de riesgo de falta de transparencia y de independencia de sus auditores externos: bajo, medio y alto.

De acuerdo con el ranking, la sociedad aseguradora que presenta un menor riesgo de falta de transparencia e independencia es la multinacional francesa AXA y, entre las mutualidades, A.M.A, la mutua de los profesionales sanitarios y Premaat, la mutualidad que tuvo su origen en el colectivo de los aparejadores.

La Fundación Compromiso y Transparencia ha dirigido una carta a Sergio Álvarez, director general de Seguros y Fondos de Pensiones, “exigiendo una mayor supervisión de los comités de auditoría de las entidades aseguradores y una mayor independencia del auditor externo respecto a otros servicios que ofrezcan, así como una mayor transparencia con el fin de promover la competencia basada en la calidad del servicio y no en el precio”.

Endesa y Red Eléctrica, las empresas del IBEX 35 más transparentes sobre su responsabilidad fiscal

  • Las empresas del IBEX 35 experimentan una mejoría notable en su información sobre la responsabilidad fiscal.
  • El sector energético encabeza un año más el ranking de transparencia con cuatro empresas calificadas de ‘transparentes’.
  • La falta de independencia del auditor externo y de rendición de cuentas de los comités de auditoría son las principales áreas de mejora.

Madrid, 15 de junio de 2020. El sexto informe Contribución y transparencia sobre responsabilidad fiscal de las empresas del IBEX 35, elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia, muestra un importante salto de calidad en la información que las compañías del selectivo proporcionan sobre su responsabilidad fiscal.

El 29% de las empresas han sido calificadas este año de transparentes. Pero el dato más destacable, sin embargo, lo constituye el fuerte descenso de empresas opacas. Tan solo cuatro compañías (un 11% de la muestra) obtienen esta calificación, lo cual supone un gran avance desde la publicación del primer informe en el año 2014, en el que el 86% de las empresas del índice obtuvieron el calificativo de opacas.

En relación con los sectores más transparentes, siguen destacando con gran diferencia las empresas pertenecientes al sector energético seguidas de las del sector financiero.

Cuatro energéticas obtienen la calificación de transparentes, con Endesa y Red Eléctrica ocupando los primeros puestos del ranking; tres entidades del sector financiero se incluyen entre las más transparentes (Bankia, BBVA y Banco Sabadell) y dos pertenecientes al sector de las telecomunicaciones (Cellnex Telecom y Telefónica). Como novedad, este año hay que destacar la calificación de transparente de la empresa Mediaset.

Cumplimiento de indicadores

En relación con el cumplimiento de los indicadores, se ha producido una mejoría generalizada en la mayoría de ellos.

Los indicadores que presentan un menor grado de cumplimiento son los relativos a la información sobre la firma auditora externa. Sigue habiendo un importante número de empresas (63%) que mantienen la mala práctica de contratar servicios de asesoría fiscal con la firma auditora o, simplemente, que no informan con transparencia de los servicios adicionales que les presta, con el consiguiente riesgo, como muestra la evidencia empírica, de que la firma auditora colabore con la empresa diseñando y promoviendo esquemas de planificación tributaria que se consideren potencialmente agresivos.

Otra de las áreas de mejora identificadas es la información sobre la actividad de supervisión de las comisiones de auditoría. Aunque tras la publicación de la Guía técnica de la CNMV los informes de actividades de los comités de auditoría han experimentado una mejoría, la calidad del reporte en temas fiscales sigue siendo, en líneas generales, muy pobre. Tan solo 10 empresas del IBEX 35 mencionan explícitamente en el informe de actividades de la comisión de auditoría los asuntos relacionados con temas fiscales, especificando la asistencia a las reuniones de los directivos responsables.

El informe también destaca un conjunto de buenas prácticas que las empresas han venido impulsando por mejorar la rendición de cuentas en temas relacionados con la fiscalidad responsable. Entre las buenas prácticas se destacan las siguientes:

  • Endesa e Iberdrola informan sobre certificación en la norma UNE 19602 Sistema de gestión del compliance tributario, que facilita la identificación, prevención y detección de riesgos fiscales; crea mecanismos de control y mitigación, y facilita la transparencia y el cumplimiento ético.
  • Repsol ha elaborado un documento de Autoevaluación de buenas prácticas tributarias, 2019 donde reporta los indicadores establecidos en el estándar GRI 207: Tax 2019.
  • BBVA y Endesa informan sobre los impuestos diferidos no solo en las cuentas anuales auditadas sino también en otros documentos de reporting más comprensibles para grupos de interés distintos de la administración tributaria.
  • BBVA, Endesa y Repsol informan de manera más clara sobre sus relaciones con la administración tributaria.
  • BBVA, Caixabank, Endesa, REE y Repsol elaboran informes específicos sobre materia fiscal.

EL 91% de empresas del IBEX 35 presenta un riesgo alto de falta de independencia del auditor externo

  • La falta de coordinación de los reguladores (CNMC, CNMV e ICAC) y de supervisión de los comités de auditoría, principal causa del oligopolio de las ‘Big Four’
  • Iberdrola, Repsol y Telefónica las únicas empresas del IBEX 35 con un riesgo medio de falta de independencia del auditor externo
  • Evaluar el desempeño de los comités de auditoría, imponer la coauditoría e impulsar el buen gobierno en las firmas auditoras son las propuestas para abrir el mercado

Madrid, 1 de julio de 2020. La Fundación Compromiso y Transparencia presenta por tercer año consecutivo su informe sobre Transparencia e independencia del auditor externo en las empresas del IBEX 35 y en el sector asegurador 2019.

En opinión de Javier Martín Cavanna, director de la Fundación y coautor del informe, “la situación del mercado de la auditoría externa de las empresas cotizadas, lejos de mejorar, ha empeorado en estos últimos años. La Ley de Auditoría de Cuentas, uno de cuyos objetivos era abrir el mercado de la auditoría de las empresas cotizadas, ha venido a reforzar el oligopolio y aumentar las barreas de entrada en el mercado gracias a la pasividad de los reguladores y la falta de diligencia de los comités de auditoría”.

El informe analiza las prácticas de transparencia y buen gobierno en relación con la independencia de la auditoría externa analizando nueve áreas: prestación de otros servicios por parte de la firma auditora, porcentaje de ingresos procedente de servicios diferente de la auditoría, transparencia en el desglose de los servicios, realización de coauditorías o auditorías conjuntas, competencia profesional de los integrantes del comité de auditoría, porcentaje de consejeros independientes en el comité de auditoría, evaluación de la calidad de la auditoría externa y participación de los accionistas.

De las 35 empresas del selectivo tan solo Iberdrola, Repsol y Telefónica presentan un riesgo medio, el resto de las empresas muestran un riesgo alto de falta de independencia de la firma de auditoría externa.

De acuerdo con el informe, donde existe un riesgo más alto de falta de independencia es en la prestación de servicios relacionados con la auditoría legal, en la falta de información sobre la competencia de los miembros del comité de auditoría, en la ausencia de control de calidad de la auditoría legal y la falta de participación de los accionistas. Prácticamente todas las empresas del IBEX 35 tienen un riesgo alto en estas cuatro áreas.

 

El informe también llama la atención sobre la dispar dedicación de los comités de auditoría. “Nos encontramos con diferencias que son difíciles de justificar atendiendo a la naturaleza de la actividad y/o las dimensiones de la empresa. Así, por ejemplo, el comité de auditoría de Siemens Gamesa se ha reunido en 21 ocasiones durante el año 2019, mientras que cinco empresas (AENA, Amadeus, Ferrovial, Inditex y Mediaset) se han reunido con una periodicidad inferior a la bimestral. Resulta muy difícil defender que los miembros de un comité de auditoría de una empresa del IBEX 35 como Inditex o Ferrovial pueda cumplir efectivamente sus deberes de diligencia con una dedicación como la mencionada anteriormente”.

El informe señala que los riesgos de conflicto de interés en las firmas auditoras no han hecho más que aumentar al incrementarse progresivamente los ingresos procedentes de otros servicios. El caso más sintomático es el de Deloitte, en donde los ingresos de auditoría tan solo representan un 29% de sus ingresos totales; le sigue KPMG con un 31,8% y PwC con un 40%. Como es natural este porfolio de servicios múltiples aumenta los riesgos de conflicto de interés y falta de independencia.

Peticiones a los reguladores

La Fundación Compromiso y Transparencia ha reclamado por carta a los presidentes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) e Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) que se coordinen y pongan en marcha en España las mismas medidas y recomendaciones impulsadas por la Competition and Markets Authority (CMA), la autoridad de competencia británica. En concreto la Fundación ha solicitado:

  1. Que la CNMV evalué el desempeño de las comisiones de auditoría y la rendición de cuentas a los accionistas.
  2. Imponer la práctica de la coauditoría a las empresas del IBEX 35, incluyendo al menos una firma auditora que no pertenezca a las Big Four.
  3. Separar la operativa de los servicios de auditoría y de consultoría en las Big Four e impulsar las prácticas de buen gobierno
  4. Fortalecer la capacidad, coordinación y rendición de cuentas de los distintos reguladores: CNMV, CNMC e ICAC.

El 50% de las empresas del IBEX 35 presenta un riesgo alto o muy alto de concentración de poderes

  • España es, junto con Italia, el país donde hay menor porcentaje de presidentes independientes en sus principales compañías.
  • El informe vincula la pasividad de los consejos ante el escándalo relacionado con las escuchas del comisario Villarejo en el BBVA e Iberdrola al exceso de poder de sus presidentes.
  • El documento resalta la tendencia general de los proxys e inversores a recomendar la separación de los cargos de presidente del consejo y primer ejecutivo.

Madrid, 12 de marzo de 2020. El 50% de las empresas cotizadas en España presenta un riesgo alto o muy alto de concentración de poderes de sus presidentes. Esta es una de las principales conclusiones del informe Cesarismo en el IBEX 35, realizado por la Fundación Compromiso y Transparencia (FCyT) y disponible en www.compromisoytransparencia.com.

El informe incide en que el cesarismo (acumulación de poder) constituye una anomalía del gobierno de las empresas españolas. En 2018 el país ocupaba el último lugar en Europa, junto con Italia, con el porcentaje menor de empresas con un presidente independiente del consejo de administración.

Además, el documento señala que, según los estudios, las empresas que carecen de liderazgo independiente (acumulación de cargos y sin coordinador independiente), muestran sistemáticamente peores métricas de buen gobierno en comparación con las empresas que han establecido un liderazgo independiente.

La renovación del consejo y la diversidad de género mejoran a medida que aumenta el liderazgo independiente. Además, los derechos de los accionistas y la capacidad de respuesta a estos también prosperan con un mayor liderazgo de la junta.

Por último, las empresas donde el poder está menos repartido tienden a pagar a su CEO el doble que la media de sus pares.

El Caso Villarejo y el cesarismo

El informe Cesarismo en el IBEX 35 vincula la pasividad de los consejos de administración de BBVA e Iberdrola ante los escándalos relacionados con las escuchas del excomisario del Cuerpo Nacional de Policía, José María Villarejo, en el BBVA e Iberdrola al exceso de poder de su expresidente (Francisco González), y presidente (Ignacio Sánchez Galán).

Ambos han acumulado o acumulan la condición de primer ejecutivo y presidente del consejo de administración, sin apenas contrapesos que compensen ese exceso de poder. Según Javier Martin Cavanna, director de la FCyT y autor de informe, “la concentración de poder del presidente de Iberdrola, hace muy difícil que su consejo de administración vaya a tomar la iniciativa para esclarecer una situación en la que podría comprometer la continuidad de su propio presidente”.

“El Caso Villarejo viene a confirmar que la figura del consejero coordinador independiente y la existencia de mayoría de consejeros independientes constituyen un brindis al sol mientras se mantenga la acumulación de cargos”, reflexiona Martín Cavanna.

El nuevo papel de los proxys e inversores

El informe señala la necesidad de estar atentos a las próximas juntas de accionistas de Iberdrola y BBVA en la que los proxys e inversores pueden manifestar su descontento en las votaciones de los órdenes del día.

El anteproyecto de ley de fomento de la implicación de accionistas a largo plazo, que modificará la Ley de Sociedades de Capital y que, muy probablemente verá la luz en este año, tendrá importantes consecuencias en el futuro. Una de ellas, según el autor del informe es que “el modelo tradicional del inversor institucional preocupado exclusivamente por la rentabilidad financiera tiene los días contados. Y eso es una noticia que hay que celebrar”.

El Código de Buen Gobierno

El informe denuncia también la involución que supuso el actual Código de Buen Gobierno en relación con la separación de poderes.

El CBG, a diferencia del Code británico, no incluyó una recomendación explícita en favor de la separación de cargos.

Cesarismo en el IBEX 35 señala que el CBG de 2015 fue una “oportunidad perdida” para impulsar la separación de cargos y que además causó indirectamente la desaparición de la obligación de explicar los motivos de la acumulación de cargos, que hasta entonces se venía materializando en el modelo de informe anual de gobierno corporativo.

“Al excusar a las empresas de la obligación de justificar la acumulación de poderes, el CBG no solo rebajó la exigencia de los códigos de buen gobierno anteriores, sino que adoptó una posición opuesta a las prácticas y recomendaciones en materia de gobierno corporativo y, lo que es más importante, contraria al sentido común”, concluye el director de Fundación Compromiso y Transparencia.

Ranking de cesarismo

El informe incluye un ranking en el que evalúa el riesgo de cesarismo en las empresas del IBEX 35.

El índice ha sido elaborado con base en dos variables: La primera evalúa el riesgo de acuerdo con la tipología de presidentes (ejecutivos, dominicales, otros externos e independientes), y la segunda pondera el porcentaje de consejeros independientes sobre el total.

Por tanto, las empresas con un riesgo mayor de cesarismo serían aquellas en las que el presidente acumula la doble condición de ser ejecutivo y poseer una participación significativa en el capital de la empresa.

Descargar informe íntegro